HAZTE SEGUIDOR DE ESTE BLOG Y RECIBE LAS NOVEDADES

ESTUDIO SOBRE LAS MENTIRAS DE LA NAVIDAD:

ESTUDIO SOBRE LAS MENTIRAS DE LA NAVIDAD:
Querido maestro de escuela dominical, padre y amigo: Le invitamos a ver estos videos..Pinche sobre la imagen.

JESÚS SANA A BARTIMEO



¿Por qué Jesús le preguntó al ciego "¿Qué quieres que haga por ti?", si la necesidad era obvia? La multitud pudo haber interpretado los ruegos de Bartimeo, "Ten compasión de mi", como una petición de limosna, pero no en el Señor. El sabia cual era el deseo del pobre ciego. Entonces, ¿por qué le pregunta? Indagar es una característica de la pedagogía divina. Desde el principio observamos a Dios hacer preguntas cuyas, cuyas respuestas ya conoce "Adán, ¿dónde estás?", "Agar, ¿de donde vienes y a donde vas?", "Job, ¿donde estabas tu cuando yo fundaba la tierra?" Las preguntas del Señor nos dan la oportunidad de explicarnos y, al intentar hacerlo, somos forzados a mirar dentro de nosotros y descubrir nuestras verdaderas necesidades o rebeldías por detrás de la actitud que aparentamos. Como maestro de maestros y buen pastor, Jesús alentaba a las personas a exponer sus propios temores, a expresar sus deseos, a hablar de sus sueños y expectativas. Con esto, les evaluaba la fe. Esto no significa que Él necesitara hacer esta evaluación para poder actuar, pues Él conoce lo que hay en nuestros corazones sin que tengamos que abrir la boca; pero al hablar, la propia persona podía conocer la dimensión de su fe, que tal vez antes no conocía. ¿Recuerda el caso del padre del niño endemoniado? Al decir, "Si, confió en Dios", luego agregó "¡Ayúdame a confiar más en él!" (Marcos 9:23-25). Fue como si de repente, al verse interpelado por el maestro, se hubiera dado cuenta de que su fe aún no era lo que debía ser.

Que el niño aprenda a buscar la sanidad en Jesús, cuando él o algún familiar estén enfermos.

Retazos de tela
Hojas de plantas
                       Goma de pegar
                       Creyones de cera



Antes de acomodar a los niños para el periodo de adoración, ayúdelos a marcar la asistencia y luego recoja los controles.



Invite a los niños a adorar, a Jesús, quien es poderoso para sanar cualquier enfermedad, cantando algún himno o coro que hable de sanidad.




"Sanidad"
Escriba la palabra en una tira de cartulina y sujétala al cartel en forma de paloma. Coloque también una figura de mano. Explique a los niños que esta mano representa la mano sanadora de Jesús.



"Jesús recorría toda la región... y sanaba a todos".
Mateo 4:23
Dibuje nueve manos en una cartulina y recórtelas. Escriba en cada mano una de las palabras del versículo. Utilícelas para facilitar la memorización. Repita que las manitos de la cartulina representan las manos de Jesús que curaron a muchas personas en la Biblia, y nos curan a nosotros también.
Lea el versículo en la Biblia y explíquelo.


 En aquel tiempo, al salir Jesús de Jericó con sus discípulos y bastante gente, el ciego Bartimeo (el hijo de Timeo) estaba sentado al borde del camino pidiendo limosna. Al oír que era Jesús Nazareno, empezó a gritar:
- Hijo de David, ten compasión de mí.
 Muchos le regañaban para que se callara. Pero él gritaba más:
- Hijo de David, ten compasión de mí.
 Jesús se detuvo y dijo:
- Llamadlo.
Llamaron al ciego diciéndole:
- Ánimo, levántate, que te llama.
Soltó el manto, dio un salto y se acercó a Jesús.
Jesús le dijo:
- ¿Qué quieres que haga por ti?
El ciego le contestó:
- Maestro, que pueda ver.
Jesús le dijo:
- Anda, tu fe te ha curado.
Y al momento recobró la vista y lo seguía por el camino.



1-Mientras los niños colorean con creyones de cera en la escena de Bartimeo siendo sanado por Jesús, recuerde con ellos la historia por medio de preguntas: ¿Que parte del cuerpo del hombre estaba enferma?¿Que hizo Bartimeo cuando Jesús estaba pasando cerca de él?
2-Oriente a los alumnos a pegar retazos de telas en la capa de Bartimeo. Recuerde lo contento que se puso Bartimeo cuando Jesús lo llamó, que terminó dejando a un lado su capa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada